El Problema De Las Fobias

Sentir miedo es algo muy común en los seres humanos ya que todos en algún momento hemos sentido temor frente a algún insecto, a quedarnos atrapados en un ascensor o a volar. Sin embargo el problema se genera cuando este miedo se transforma en una barrera en nuestra vida y dejamos de hacer cosas para evitar enfrentarnos a situaciones que nos generan temor. Si te sucede esto, estás padeciendo una fobia.

¿Pero porqué surgen las fobias? Los especialistas creen que haber vivido una situación traumática mal gestionada puede ser una de las causas.

“Ocurre cuando se da una respuesta emocional más intensa de lo que sería normal. Entonces, ante esa respuesta intensa, la persona no quiere revivirla porque le resulta muy desagradable y empieza a tener conductas de evitación que se generalizan a otros campos”, señala. Pone un ejemplo: “Un sujeto tiene una experiencia traumática en una plaza. Tiene una crisis que le genera una ansiedad importante. A partir de ahí, evita pasar por ese lugar y por otros hasta que ese miedo se va ampliando a calles y otros lugares de forma irracional y limitante”.

Pero no solo existen fobias originadas por traumas. También se adquieren en el aprendizaje. Es decir, miedo a aquellas cosas que nos van induciendo a tener miedo. Es el caso de una familia en la que todos sus miembros tienen temor a las ratas sin que haya habido una experiencia directa con ratas. Pero siempre se han recreado en que las ratas son horribles, se trasmiten experiencias y se instruye el miedo. De ahí salen las sagas de miedos familiares.

Sufrir una fobia es más común de lo que se cree. Es uno de los problemas psicológicos más asumidos por la gente, de los más populares y que cuesta menos identificarlo. Por eso, es fácil el diagnóstico y se cuentan con recursos eficaces y seguros para atender a los fóbicos. Enfrentarse a los problemas es una de las medicinas más eficaces junto a tratamiento psicológico y, en los casos graves, la ayuda farmacológica.

“Las terapias son muy útiles. Consisten en una exposición gradual al estímulo fóbico con una guía que va enseñando al paciente a exponerse a la situación, acompañado de estrategias para disminuir su activación fisiológica, respiración y ritmo cardiaco, al tiempo que se le instruye para ir cambiando su pensamiento [terapia cognitiva conductual, programación neurolingüística]. El objetivo es que en vez de pensar de manera catastrófica, piense que puede afrontar esa situación”, explica Wenceslao Peñate Castro, catedrático de Psicología de la Universidad La Laguna en Tenerife e impulsor de las terapias de realidad virtual en las Islas Canarias.

Este es uno de los tratamientos más innovadores actualmente. Un sistema que permite recrear o reproducir escenarios del mundo real mediante programas y equipos especializados. Los terapeutas afirman que el 95% de las fobias se curan.

Sufrir una fobia es algo más común de los que se cree ya que 1 de 20 personas a lo largo de su vida ha sufrido algún trastorno de este tipo. Por lo tanto, al ser uno de los problemas psicológicos más populares es más fácil realizar su diagnóstico e iniciar un tratamiento que ayude al paciente a superar su miedo irraccional hacia alguna situación en particular. Los recursos más efectivos para superar una fobia son el tratamiento mediante una terapia psicológica y en los casos más graves el uso de fármacos.

Fuente original