Las personas que padecen de un trastorno de ansiedad generalizada, suelen acudir a diversos tipos de tratamientos para intentar eliminar este padecer.  Una de las opciones es el uso de psicofármacos, y entre ellos, nos encontramos con la fluoxetina, conocida comercialmente como Prozac, entre otros.  ¿Es eficaz esta droga para el tratamiento para la ansiedad? ¿Cuáles son los resultados?  Aquí te dejamos un artículo para que puedas leer un poco mas al respecto.

Entre las formas clínicas de la ansiedad, el trastorno por ansiedad generalizada (TAG) es el más frecuente en Atención Primaria. Muchas guías de práctica clínica aconsejan el uso de inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina (ISRS) o de pregabalina para su tratamiento.

El metanálisis incluyó ensayos clínicos aleatorios a doble ciego y revisiones y metanálisis de ensayos clínicos aleatorios. En los estudios incluidos se analizaban tanto fármacos con indicación aprobada para el TAG (duloxetina, escitalopram, paroxetina, pregabalina y venlafaxina) como fármacos sin esta indicación (fluoxetina, lorazepam, sertralina y tiagabina). No se incluyeron estudios con fármacos de referencia como los antidepresivos clásicos (el tricíclico clomipramina il’heterocíclic maprotilina) o los IMAO.

El análisis permitió construir un ranking de los fármacos analizados para cada una de las siguientes variables: respuesta y remisión (valorando eficacia) y abandono por efectos secundarios (valorando seguridad). La respuesta se definió como la proporción de pacientes que experimentaron una reducción de al menos el 50% en la escala de ansiedad de Hamilton, y la remisión como la proporción de pacientes con una puntuación final de como máximo 7 puntos en la misma escala.

Fluoxetina ocupó el primer lugar tanto en el ranking de respuesta al fármaco como en el de remisión de los síntomas. Sin embargo, este dato se apoyó en un único estudio. Sertralina fue el fármaco con menor tasa de abandonos, mientras que lorazepam fue el último de este ranking.

Sin embargo, ni fluoxetina ni sertralina han mostrado su efectividad en la prevención de recaídas. Hay que tener en cuenta también que la mayoría de estudios incluidos en la revisión habían sido financiados por la industria farmacéutica, que hacían un seguimiento a corto plazo y que excluyeron pacientes con comorbilidad importante (incluida la depresión y otros trastornos de ansiedad). Además, como hemos comentado, no se incluyeron fármacos de referencia como los antidepresivos clásicos y los IMAO.

Ver artículo completo

 

Para muchas personas, la medicación aparece como una solución en el tratamiento de la ansiedad generalizada.  Pero es bueno no perder de vista que la tasa de recaídas luego de un tratamiento farmacológico es mucho mayor que en aquellos casos donde se realizó alguna psicoterapia cognitiva  conductual.  Por otra parte, el tratamiento psicofarmacológico siempre debe estar supervisado por un psiquiatra que indique la correcta administración y la finalización del mismo.

¿Te interesó este artículo sobre la fluoxetina en el tratamiento de la ansiedad generalizada?  Dejanos tus comentarios y compartelo en las redes sociales.