Dentro de los ansiolíticos naturales que ayudan a apaciguar los síntomas de ansiedad, podemos encontrar una alta variedad de hierbas; entre ellas  la manzanilla, la pasiflora, el hipérico y la melissa. Pero, sin dudas, una de las más recomendadas por los entendidos, es la valeriana. Aquí, una breve reseña de sus efectos.

 

VALERIANA – TRANQUILIZANTE, ANSIOLÍTICO NATURAL

La acción sedante de la VALERIANA se atribuye al fito-complejo de substancias contenidas en el aceite esencial, por otro lado en las raíces de Valeriana se acumulan diversos ácidos libres, como por ejemplo el ácido isovaleriánico y sus sales o ésteres, entre los que destaca el isovalerianato de bornilo.

Consumir VALERIANA constituye una terapia natural que resulta eficaz tanto en los casos de nerviosismo y ansiedad derivados de cualquier causa, como en la intranquilidad que depende de los desequilibrios hormonales tan frecuentes en la mujer (menstruación, menopausia), así como en los casos de insomnio, estrés y depresión.

La acción de los principios activos de la raíz de VALERIANA no tiene riesgos, por lo que su uso no necesito de los controles habituales a que están sometidos fármacos que se prescriben en indicaciones similares. La experimentación clínica ha demostrado que las cápsulas de VALERIANA usada en personas con trastornos del sueño ha proporcionado:

• Reducción del período de latencia, con lo que se acorta el tiempo necesario para conciliar el sueño.

• Reducción del número de despertares nocturnos.
• Mejor calidad del sueño, despertando por la mañana con sensación de relajación y despejado.

ver artículo completo

Según los especialistas, los ansiolíticos naturales logran excelentes efectos sobre el paciente y además de ser menos invasivos que los medicamentos tradicionales, generan una muy buena calidad de vida.