Ansiedad escolar: síntomas y tratamiento

Los miedos de los niños pequeños a las guarderías y a los colegios de educación infantil son bastante comunes. Todas las maestras conocen las dificultades que entrañan los primeros días de escuela después de las vacaciones y el temor que manifiestan los alumnos a la separación de sus padres. Esto se denomina ansiedad escolar.

 

Podemos ver comportamientos tales como:

  • Llanto

·        No se quiere vestir

  • No desayuna

.       Vomita todo o parte del desayuno

.       No quiere entrar en el colegio

.        Rabietas y pataletas

  • El apego físico a la persona que lo lleva agarrándose fuertemente.

Para superar esta situación los centros educativos organizan “jornadas de acogida” con actividades lúdicas realizadas por las maestras y las madres. Estas sesiones ofrecen seguridad a los niños familiarizándoles con el nuevo contexto y con los otros niños. Al cabo de unos días ya se ha aptado.

Sin embargo, estas alteraciones iniciales normales y propias del momento evolutivo del niño pueden revestir cierta gravedad o producirse en otros momentos a lo largo de la vida escolar, pues la escuela puede ser fuente de elevado malestar o sufrimiento para algún niño.

La ansiedad y el rechazo a la escuela son conductas características de determinados problemas, cada uno con rasgos diferenciados:
Ansiedad de separación:

  • Ansiedad excesiva debido a la separación de las personas a las que está vinculado el niño.
  • Resistencia a ir a la escuela o a estar solo.
  • Negativa a ir a dormir sin tener cerca una persona significativa.
  • Síntomas físicos cuando se anticipa u ocurre laseparación.

Fobia escolar:

  • ·        Rechazo persistente a ir al colegio
  • Estado emocional de miedo o ansiedad
  • Tendencia al absentismo.
  • Puede estar asociada a otras fobias del contexto escolar (ruidos, edificio…)

Autoconcepto irrealista:

  • ·        Sentimiento de amenaza del autoconcepto por el desempeño diario.
  • Evita la asistencia a la escuela y busca situaciones que realzan el autoconcepto.
  • Sobreestimación personal.

 

Para todas estas situaciones los tratamientos ponen énfasis en las relaciones padres/hijo(a). Se insiste en la conveniencia de un retorno rápido a la escuela, ya que la ausencia continuada indica a los padres y al niño que su temor acerca de la situación está justificado. Los tratamientos se realizarán, a ser posible, durante los primeros días que se observa la ansiedad, puesto que esta situación debería tener una pronta recuperación.

Cualquiera que sea la razón de la ansiedad escolar, no hay duda de que es un problema delicado que puede requerir de intervención profesional, si se desea que el niño asista a la escuela de forma más satisfactoria.

Si tus vivencias o experiencias actuales se reflejan o despiertan dudas sobre este artículo, no dudes en compartir tus relatos.

Click Here to Leave a Comment Below

Leave a Reply: