Ansiolíticos, médicos y la industria farmacéutica

Ansiolíticos, médicos y la industria farmecéutica: ¿Hacen realmente bien su trabajo los médicos? ¿Se adaptan a lo que necesitamos de verdad para nuestra salud? Hay veces que investigando sobre el tema, damos con información poco agradable. Parece que la industria de la psiquiatria sólo busca el beneficio propio en la mayoría de los casos.

Lakoff afirma que otra de las cuestiones que llamaron su atención fue el vínculo de los médicos con la industria farmacéutica, y el efectivo marketing que, como en muchas otras partes del mundo, se realiza con estos medicamentos.

«Un punto de especial atención es el de los líderes de opinión. Psiquiatras, psicólogos u otros especialistas que dictan conferencias o exponen en los medios masivos de comunicación sus mensajes, ponderando la eficacia de ciertas moléculas psicofarmacéuticas. Si un líder de opinión recibe beneficios significativos -dinero, viajes, prestigio- por promover determinado producto, ahí estamos frente a un conflicto de ideales. La autonomía y la independencia profesional que conforman la base de la actividad de un médico se desdibujan».

La compleja relación de los médicos con la industria farmacéutica fue objeto de estudio de un grupo de investigadores norteamericanos que publicó sus resultados en la prestigiosa The New England Journal of Medicine . Después de consultar a más de 3000 profesionales de la salud encontraron que el 94% reconocía tener algún tipo de relación cercana con la industria farmacéutica, y que ese vínculo se plasmaba, básicamente, en que recibían muestras gratis y regalos en su lugar de trabajo. Más de un tercio de los encuestados reconoció recibir algún tipo de compensación por sus recetas, como invitaciones a congresos o cursos de perfeccionamiento. Conducido por Eric G. Campbell y colaboradores, se llamó National Survey of Physician-Industry Relationships, y sus resultados se conocieron en 2007.

Un directivo de una compañía farmacéutica que fabrica ansiolíticos se sincera en off the record . Mientras dice que el marketing no lo es todo resume que las pastillas son un logro científico y un éxito comercial: «Si en este mismo momento alguien se dispusiera a abrir carteras y portafolios de la clase media argentina, seguramente encontraría muchos más ansiolíticos y antidepresivos de los que podría imaginar. La venta de psicotrópicos es fuerte aquí, igual que en otros países que el Banco Mundial clasifica como de «ingresos medios» -asegura-. En Burundi, esto no pasa».

Agrega que, por más que estemos dispuestos a enaltecerlas al máximo, su poder nunca será celestial: «Si el techo de una casa está roto y hay goteras, la gente pone un balde. Arreglar el techo es posible, aunque mucho más complejo. Los ansiolíticos funcionan como baldes. Constituyen una solución pasajera. Eso es lo que nosotros vendemos. Y acá nos va muy bien».

Esta información nos permite conocer algunos secretos sobre ansiolíticos, médicos y la industria farmacéutica.

Psiquiatras Egoistas vs. Psiquiatras Conscientes… ¿Con cuál nos toparemos si acudimos a uno? Como hemos dicho, parece que predominan los egoistas y sólo hay unos pocos que no se dejan engañar y buscan la verdad. Se preocupan de forma sincera y no nos tratan como un número más. Si vas a un psiquiatra, procura que sea uno de los conscientes.

Click Here to Leave a Comment Below

Leave a Reply: