Ataques de pánico sus causas

Es muy difícil establecer en un ataque de pánico sus causas, ya que no son las mismas en todos los casos ni se repiten con frecuencia en cada paciente que padece este trastorno. Sí podemos decir que las crisis de pánico se caracterizan por la aparición temporal y aislada de miedo o malestar intensos que se inician bruscamente y alcanzan su máxima expresión en los primeros 10 (diez) minutos. En general, la crisis no dura más de una hora. En el artículo que les presentamos a continuación encontrarán información sobre el ataque de pánico y sus causas más comunes en la mayoría de las personas que padecen este trastorno.

No existe una lista específica de disparadores de ataques de pánico, debido a que ellos dependen de las características y percepciones de cada uno de nosotros. Pero podemos identificar algunas situaciones y condiciones que resultan comunes para muchas personas, como las que están aquí debajo:

  • Predisposiciones de largo plazo: estas pueden ser hereditarias (genéticas), aunque no en forma exclusiva. También pueden estar relacionadas a nuestra crianza, y son llamadas “factores ambientales”, tales como una visión particular del mundo que aprendimos de nuestros padres, que provocan estrés activando pensamientos y prejuicios negativos sin que siquiera sepamos el por qué de ello.
  • Causas biológicas: estas son: ansiedades generalizadas, desorden obsesivo-compulsivo, desórdenes de estrés post-traumático, hipoglucemia, hipertiroidismo, la enfermedad de Wilson, prolapso de la válvula mitral, feocromocitoma, perturbaciones del oído interno y la deficiencia de vitamina B: son factores biológicos, y pueden ser tratados.
  • Fobias: son estos intensos miedos que vienen de la exposición a ciertos factores.
  • Causas disparadoras de corto plazo: las pérdidas personales significativas, los cambios profundos en nuestra vida diaria, el consumo excesivo de cafeína, nicotina, marihuana u otros fármacos pueden ser disparadores.
  • Causas persistentes: pueden ser causas ambientales, pensamientos negativos constantes, tener una mala imagen de nosotros mismos, tener dudas constantes o creencias negativas, así como sentimientos retenidos o falta de asertividad.
  • Carencia de asertividad: cuando no tenemos agudeza en nuestros sentidos solemos tener un estilo comunicativo pasivo y evitamos la confrontación.
  • Medicamentos: los más habituales son la Ritalina, los antibióticos del tipo de fluoroquinolone y ciertos antidepresivos, entre otros.
  • Síndrome de abstinencia: tanto de sustancias legales como ilegales (drogas, alcohol, medicamentos con o sin prescripción).

En las personas que sufren ataques de pánico las causas pueden ser muy diversas y pueden tener relación con diferentes factores vinculados a su vida cotidiana o a prácticas pasadas como habrán podido ver en el artículo que les presentamos.

¿ Sufres ataques de pánico? Comparte tu opinión con nosotros y difunde este artículo si te ha sido útil  en facebook y twitter.

Click Here to Leave a Comment Below

Leave a Reply: