CALMA INSTANTÁNEA: Cómo Eliminar Los Pensamientos Negativos (Vídeo)

Hay una forma universal de parar los pensamientos y eliminar su poder para afectarnos… y además, hacer que aparezcan menos.

Te voy a enseñar la técnica que llamo Calma Instantánea, porque a medida que la uses, tu cerebro cambiará y accederás más fácil y rápido a la experiencia de calma física y claridad mental.

La ansiedad siempre funciona por los mismos principios. Necesita que pensemos más y más para poder aparecer y permanecer en nosotros. Necesita que imaginemos películas mentales. Necesita que tengamos discusiones internas constantes.

El objetivo no es – NO pensar nunca – sino hacerlo de forma consciente y sin darle más poder del que tiene.

A veces sientes mucha tensión y miedo y eso es porque llevas varios minutos o incluso horas perdido en un bucle de pensamientos que están generando esas sensaciones. Has tenido tu foco de atención en los pensamientos, sin darte cuenta ni estar consciente de ellos. Consciente de que sólo son pensamientos.

Cómo Eliminar Los Pensamientos Negativos Sin Pastillas

Cuando te des cuenta de que estás creando imágenes o diálogos en tu mente de forma inconsciente… cambia tu foco, de la cabeza al cuerpo. Así no creas más ansiedad y haces que tu mente y cuerpo estén más accesibles a la claridad y la calma. Cambia tu foco haciendo lo siguiente:

  1. Pon la atención en tus pies. Siente tus pies.
  2. Ahora observa tu respiración. Siente tu respiración.
  3. Busca alguna zona de tu cuerpo que estés tensando físicamente sin darte cuenta. Observa esa tensión y suelta lo que puedas los músculos. Si la tensión no termina de relajarse, acepta que está ahí sin resistencia.
  4. Si aparece cualquier imagen o voz interna, obsérvala y mantén tu conciencia en el cuerpo y la respiración… sintiendo, soltando y dejando estar.

También te recomiendo los siguientes consejos para evitar los típicos malentendidos que pueden surgir al usar esta técnica.

  • Haz que los sentimientos y sensaciones sean un recordatorio para cambiar de foco. Cuando te des cuenta de que has estado perdido en los pensamientos, baja de la cabeza al cuerpo por unos momentos. Recordando que cuando cambias tu foco de atención, tus pensamientos pierden la fuerza que les estabas dando.
  • No te machaques cuando te des cuenta de que has estado pensando de forma inconsciente, porque eso creará más ansiedad. Sientas lo que sientas ahora mismo, es lo que hay. Cuanto más sueltes la necesidad mental impaciente de controlar y cambiar lo que está pasando, más espacio crearás para que emerja la calma. Suelta la necesidad de controlar.
  • Cuando aparezca en tu conciencia un pensamiento que te genere cualquier emoción negativa, recuerdate que pensar de forma compulsiva no te aliviará sino que te hará entrar en un bucle de malestar.

Según vas cambiando tu foco, en tu día a día, hacia lo que está pasando ahora, aceptando lo que hay… dejando estar y pasar cualquier pensamiento o sensación física… y sintiendo tu cuerpo… escuchando cualquier sonido, olor o sabor que aparezca en tu conciencia… los pensamientos te afectarán mucho menos y durante mucho menos tiempo.

Click Here to Leave a Comment Below

Leave a Reply: