Hay 2 tipos de persona con ansiedad... ¿cuál estás siendo?

Cómo tratar la ansiedad y el nerviosismo

La ansiedad y el nerviosismo son trastornos que afectan a hombres y mujeres por igual, independientemente de su edad. Los sentimientos de miedo, preocupación y el estréss son sensaciones normales que son partes de la vida. La ansiedad puede ayudarlo a estar más alerta en determinadas situaciones, y por lo general desaparece luego de haberse enfrentado a la situación que la provocó en primer lugar, pero para varios hombres y mujeres este sentimiento de ansiedad no es pasajero, perdura y empeora con el tiempo. Estos trastornos de ansiedad y nerviosismo son los más severos que necesitan otro tipo de atención. Hay muchas recomendaciones sobre cómo tratar la ansiedad y el nerviosismo, pero depende de nosotros tener la voluntad para querer mejorar.

Hay muchas maneras de tratar la ansiedad, aunque la mayoría van encaminadas a terapias cognitivo-conductuales que se centran en enseñar al paciente cómo manejar su enfermedad. Las técnicas más habituales van dirigidas a tratar de modificar la forma de pensar de la persona y a manejar esos pensamientos. Por otro lado también intentan explicar cómo comportarse ante los síntomas físicos y dar una solución para solucionar los problemas de la conducta que provocan la ansiedad. Aquí toman especial relevancia los cursos sobre habilidades sociales y otras terapias centradas en el comportamiento humano.

Teniendo esto en cuenta, es imprescindible acudir a un psicoterapeuta, sobre todo para enfrentarnos a esos miedos y fobias irracionales. El contacto directo con un profesional se puede efectuar de forma individual o en terapia de grupo, y su finalidad es conseguir que la persona que sufre ansiedad corrija y encuentre el origen de las causas que le hacen sufrir los ataques. Estas terapias se pueden complementar con ejercicios de relajación y respiración que el paciente puede llevar a cabo en su propia casa.

Con un tratamiento adecuado, la voluntad del paciente y la empatía entre éste y su terapeuta, se puede llegar a erradicar el problema definitivamente. Para los casos más graves, existen multitud de fármacos con los que controlar o disminuir las crisis de ansiedad, así como su intensidad o frecuencia.

Asimismo, se emplean medicamentos para tratar otras afecciones relacionadas con esta patología del sistema nervioso, como la depresión o el insomnio. El objetivo de los tratamientos farmacológicos es hacer la vida más llevadera a los pacientes, disminuyendo la ansiedad y favoreciendo la autoconfianza del individuo. Los más empleados son los tranquilizantes, junto con los ansiolíticos y antidepresivos. No obstante, siempre ha de ser un médico quien diagnostique la ansiedad e indique el procedimiento a seguir.

La ansiedad nerviosa es un trastorno tratable, por lo que Ud. tiene que recordar que no está solo y que no todo está perdido. Una parte importante del proceso de mejoría es la asistencia a un psicoterapeuta, un profesional de la salud es quien lo podrá orientar y asistir de la mejor manera posible. Otra parte importante del tratamiento son los medicamentos adecuados para el tipo de trastorno que posea, pero tenga en mente que todos estos factores tienen que actuar juntos, y no aislados ni por separado. Si te ha resultado útil, visítanos en Facebook o en Twitter.

Hay 2 tipos de persona con ansiedad... ¿cuál estás siendo?

Click Here to Leave a Comment Below

Leave a Reply: