¿Cuáles son los efectos secundarios del uso de la Paroxetina?

Más allá de los efectos secundarios de la paroxetina como medicamento en el tratamiento de la ansiedad, este medicamento, utilizado en niños, puede disminuir el apetito y causar la pérdida de peso de los mismos. Si, en cambio, es utilizado en adultos, a continuación, le adjuntamos una lista con los efectos secundarios más habituales.

La paroxetina puede provocar efectos secundarios. Avísele a su médico si cualquiera de estos síntomas es grave o no desaparece:

  • dolor de cabeza
  • mareos
  • debilidad
  • dificultad para concentrarse
  • nerviosismo
  • tendencia a olvidar las cosas
  • confusión
  • mucho sueño o la sensación de estar ‘drogado’
  • náuseas
  • vómitos
  • diarrea
  • estreñimiento
  • gases
  • dolor de estómago
  • acidez estomacal
  • cambios en el sabor de las cosas
  • disminución del apetito
  • aumento o pérdida de peso
  • cambios en el deseo o la capacidad sexual
  • sequedad en la boca
  • sudoración
  • bostezos
  • sensibilidad a la luz
  • sensación de hinchazón o de tener un nudo en la garganta
  • dolor en la espalda, los músculos, lhuesos o en otras partes del cuerpo
  • sensibilidad o hinchazón de la articulación
  • debilidad o rigidez muscular
  • ruborización
  • dolor en los dientes y encías inflamadas
  • sueños extraños
  • menstruación dolorosa o irregular

Algunos efectos secundarios pueden ser graves. Si presenta cualquiera de estos síntomas o de los mencionados en la sección ADVERTENCIA IMPORTANTE, llame a su médico de inmediato:

  • visión borrosa
  • ver cosas y oír voces que no existen (alucinaciones)
  • desvanecimientos
  • latido del corazón rápido, pulsante o irregular
  • dolor de pecho
  • dificultad para respirar
  • convulsiones
  • fiebre, sudoración, confusión, latidos del corazón rápidos o irregulares y rigidez muscular intensa o espasmos
  • sangrado o moretones anormales
  • parición de manchitas rojas directamente debajo de la piel
  • descamación o ampollas en la piel
  • dolor de garganta, fiebre, escalofríos, tos y otros signos de infección
  • estremecimiento incontrolable de alguna parte del cuerpo
  • paso inestable que puede ocasionar caídas
  • espasmos o contracciones musculares repentinas e incontrolables
  • entumecimiento u hormigueo en manos, pies, brazos o piernas
  • dificultad o dolor al orinar o ganas frecuentes de orinar
  • hinchazón, picazón, ardor o infección en la vagina
  • erección dolorosa que persiste por horas
  • aparición súbita de malestar estomacal, vómitos, debilidad, retortijones, hinchazón abdominal, hinchazón, tensión en las manos o los pies, mareos, dolor de cabeza y/o confusión
  • urticaria
  • erupciones en la piel
  • comezón
  • hinchazón de la cara, garganta, lengua, labios, ojos, manos, pies, tobillos o pantorrillas
  • ronquera
  • heces negras o con aspecto de alquitrán
  • presencia de sangre roja en las heces
  • vómito con sangre
  • vómito de un material con aspecto de posos de café

 

Los efectos secundarios que la paroxetina puede causar en las personas que la consumen habitualmente son muchos y de variadas índoles. En caso de presentar problemas inusuales al consumir este medicamento, no dude en consultarlo con su médico.

Click Here to Leave a Comment Below

Leave a Reply: