Hay 2 tipos de persona con ansiedad... ¿cuál estás siendo?

Datos sobre la Depresión (Infografía)

La depresión es un trastorno anímico que se caracteriza por un decreciente estado de ánimo, unido a otro tipo de síntomas, tanto físicos como mentales. Éstos pueden variar en función de diferentes factores personales, así como de la gravedad de la enfermedad. Puede surgir y evolucionar de manera muy rápida o a un ritmo menor.

Cuando a la depresión nos referimos, debemos indicar que ésta puede afectar a gente de cualquier edad, género, condición social o nacionalidad. Actualmente afecta a casi medio millón de personas, número que está en aumento generalizado a pesar de los millones de euros invertidos en fármacos antidepresivos.

Más de la mitad de las personas que la sufren también padecen de algún tipo de trastorno de ansiedad, por lo que la correlación entre este tipo de afecciones es estadísticamente clara.

Síntomas

Entre los síntomas más comunes de la depresión podríamos incluir el estado anímico depresivo, la falta de motivación, la alteración del sueño, la pérdida de energía o el retraso psicomotor. Claro está que la aparición de alguno de estos síntomas no tiene por qué ir ligada a un trastorno depresivo, pero el sufrimiento simultáneo de cinco o más síntomas puede ser un indicador bastante claro de que una persona está sufriendo este tipo de problema.

Para protegernos frente a este tipo de trastorno debemos antes que nada cubrir nuestras necesidades emocionales básicas e innatas, como podría ser el desarrollo personal dentro de un entorno seguro, recibir y dar una correcta atención (ni demasiada, ni demasiado poca). También tenemos que poder tomar decisiones propias, así como tener sentido del estatus en un grupo de individuos de la sociedad, lo cual irá ligado al sentido del éxito y competencia. Otro factor a tener en cuenta es la intimidad, tanto física como emocional, de la cual debemos gozar para poder sentirnos apreciados por lo que somos, así como para consolidar y poder consolidar nuestros propios pensamientos.

¿Cómo se trata la depresión?

Ahora, la depresión tiene diferentes tipos de tratamientos, de entre los más populares destacan dos: los antidepresivos y la psicoterapia.

Los primeros han logrado beneficios en casos de trastornos depresivos severos y la ingestión del fármaco puede ser de tan sólo una toma diaria, aunque no trata la causa de la depresión, por lo que la probabilidad de recaer es mayor, a la vez que puede producir efectos secundarios.

Por otra parte, la psicoterapia permite tratar el problema desde la raíz, logrando en muchos casos prevenir recaídas, obteniendo resultados de mayor duración que con antidepresivos. A su vez, este tipo de tratamiento también tiene sus desventajas, entre las cuales radica el saber elegir un profesional de la psicología adecuado, así como una mayor duración del problema si la terapia es a largo plazo.

Hecha esta breve introducción, si queréis profundizar un poco más o consolidar lo leído, en la siguiente infografía podréis observar tanto datos informativos y demográficos sobre la depresión como características más técnicas, como podrían ser los síntomas, los mitos, las causas y sus más populares tratamientos.

Hay 2 tipos de persona con ansiedad... ¿cuál estás siendo?