Hay 2 tipos de persona con ansiedad... ¿cuál estás siendo?

Depresión, ansiedad y trastorno bipolar

Estudios recientes han revelado que la depresión es uno de los trastornos psicológicos más frecuentes del mundo, ya que son más de 121 millones de personas las que padecen de depresión, convirtiéndose de esta manera en la primera causa de discapacidad mundial. Tal es así, que la  OMS estima que para el año 2020 alrededor del 18% de la población mundial sufrirá de depresión en algún momento de su vida.

Una forma de depresión muy frecuente es la de tipo bipolar, especialmente el trastorno bipolar tipo II, que se asocia a menudo con ansiedad, y cuyo tratamiento difiere bastante de la depresión unipolar. El trastorno bipolar tiene una tasa de transmisión genética muy alta, cuando uno de los padres padece trastorno bipolar, el riesgo de que su descendencia también sufra trastorno bipolar es de un 25%.

Tradicionalmente se pensaba que el Trastorno Afectivo Bipolar afectaba a un 1% de la población, sin embargo, los estudios en los últimos años nos han hecho reconocer que es mucho más frecuente cuando se aportan los datos de dichas investigaciones, llegando a afectar hasta un 6% de la población. El síntoma hipomaníaco más frecuente en el trastorno bipolar tipo II es la “overactivity” ó sobreactividad.

La ansiedad es un fenómeno normal fisiológico del organismo frente al estrés, que nos protege y nos avisa como señal de alerta ante situaciones de peligro. Cuando esta aparece en circunstancias normales es cuando se considera patológica porque interfiere en el desarrollo de nuestra actividad diaria.

Tanto en la depresión como en la ansiedad se ha visto implicado una sustancia en el cerebro, la serotonina, y los tratamientos actuales van encaminados hacia ella. Se estima que el 29% de la población sufre un problema de ansiedad a lo largo de su vida. Tanto la depresión como la ansiedad están reconocidas bajo dos clasificaciones internacionales como son el DSM IV, y el CIE 10.

La depresión puede deberse a distintos factores y en muchos casos se relaciona con trastornos de la ansiedad , como todo trastorno psicológico, requiere de un tratamiento apropiado a fin de disminuir o eliminar las sensaciones que provoca. Por esta razón, antes de iniciar un tratamiento terapéutico es fundamental determinar de qué tipo de depresión se trata, ya que los mismos suelen variar según el tipo de trastorno y factor que conlleva a este estado psicológico.

Si estás interesado en obtener información sobre la depresión y los trastornos de ansiedad, no dudes en comentar este artículo y hacernos saber todas tus inquietudes, las cuales responderemos cuanto antes.

Hay 2 tipos de persona con ansiedad... ¿cuál estás siendo?

Comments are closed