Medicamentos para tratar un trastorno de pánico

Un trastorno de pánico pueden presentarse en cualquier momento de la vida de una persona. Muchas veces una situación específica puede desencadenarlos o bien una serie de sucesos resultan en este tipo de trastornos. Para tratar un trastorno de pánico se requiere de ayuda profesional que determine adecuadamente qué medicamentos necesita. Es importante la consulta médica para conocer cualquier otra alteración del paciente para prescribir el medicamento correcto para tratar un trastorno de pánico y evitar cualquier efecto secundario.

¿Cuál es el tratamiento para el trastorno de pánico?

En una primera etapa es esencial un adecuado uso de fármacos para corregir la desregulación biológica característica de este trastorno. Desde el punto de vista psicoterapéutico, el objetivo de tratamiento es superar los temores creados a partir de los ataques de pánico y, fortalecer las vulnerabilidades psicológicas que puedan haber contribuido al desarrollo del trastorno.Los tratamientos efectivos para el trastorno de pánico deben incluir medicamentos específicos, formas particulares de psicoterapia y una adecuada educación acerca del trastorno. La combinación de estos tres tratamientos produce los mejores resultados, aliviando a la gran mayoría de las personas afectadas.

La mejoría inicial generalmente se consigue en un período de tiempo breve, aproximadamente de seis a ocho semanas. Sin embargo, es necesario que se mantenga el tratamiento con medicamentos por lo menos 1 año, a fin de evitar recaídas y lograr una erradicación total de los síntomas.

Si el trastorno de pánico no es tratado adecuadamente puede agregarse, de modo que se torna cada vez más invalidante para la persona afectada. Puede haber períodos de mejoría espontánea, pero este trastorno no se cura si no se reciben los tratamientos indicados.

Un tratamiento completo e integral, que incluye adecuadas medidas de auto cuidado, contribuye al alivio de las molestias y mejora el pronóstico a largo plazo.

La constancia en el cumplimiento de todas las metas es esencial para un buen resultado final.

La suspensión prematura del tratamiento, con presencia de síntomas residuales, es una de las principales causas de recaídas posteriores. Por tanto, cumplir las indicaciones es fundamental para una recuperación completa.

Los medicamentos para tratar un trastorno de pánico no son los mismos para todas las personas. Es importante analizar cuidadosamente la historia clínica del individuo que necesita el tratamiento para poder evaluar el medicamento que le corresponde. Si este artículo te ha resultado interesante, compártelo en tus redes sociales para que todos tus amigos y familiares puedan acceder a esta información. También puedes dejar un comentario aquí mismo.

Click Here to Leave a Comment Below

Leave a Reply: