Técnicas para curar las fobias

La Psicología energética es una técnica que combina aspectos de la Psicología convencional, las Medicinas Orientales y la Kinesiología, que se demostró ser muy efectiva entre los técnicas para curar las fobias. La Medicina China considera que la energía fluye por el organismo a través de un sistema de vías o conductos, tal como la sangre. Hay doce vías principales denominadas meridianos  y, cada una de ellas, está relacionada con un órgano y una emoción. La Psicología energética busca motivar los meridianos para impulsar el flujo de la energía y, de esta forma, lograr el equilibrio cuerpo – mente. Esta es una de las técnicas para curar las fobias que  por medio de la acupresión, se neutralizan las causas del problema que se está padeciendo, producido por el bloqueo de la energía que circula por el sistema de los meridianos.

La Psicología Energética surge en los Estados Unidos a principios de los 80 y se basa en el supuesto de que el malestar psicológico es el resultado de una alteración, bloqueo o cortocircuito en el sistema bioenergético o electromagnético de nuestro organismo (cuerpo – mente), entendiendo por sistema electromagnético alguno de los tres tipos de energías siguientes:

Los canales o Meridianos de la Medicina Tradicional China,

Los centros energéticos o chakras de la Medicina Ayurvedica

Los Biocampos o modelos energéticos invisibles más allá de la forma física

Diagnosticando las alteraciones o bloqueos del fluir equilibrado o armonioso de la energía podemos tratar de restablecer el flujo bioenergético con lo que desaparece el malestar psicológico.

Tanto la Medicina China como la Medicina Ayurvedica son medicinas que tratan al organismo humano:

– de forma global: cuerpo-mente

– utilizando la alimentación, fitoterapia, los masajes y el ejercicio físico: Yoga o Chi Kung y Tai chi para fomentar la salud.

– es una medicina preventiva, en vez de medicina de urgencia, y le enseña al individuo a ser participe para mantener su salud.

Por otro lado el estudio de los biocampos postula que en torno al cuerpo físico e interpenetrando con él se hallan distintos campos o estructuras energéticas que constituye un duplicado invisible del cuerpo físico y que ocupa el mismo espacio que éste aunque lo hace a una velocidad vibratoria o frecuencia energética superior al físico. Esta estructura energética a su vez se subdivide en varios niveles: cuerpo etéreo, cuerpo astral (o también llamado emocional) cuerpo mental y cuerpo causal.

Las tres orientaciones interrelacionan los trastornos físicos de los trastornos psicológicos puesto que entienden que el cuerpo físico también es energía excepto que la frecuencia de vibración es menor que la de los campos menos visibles por el ojo humano.

A principios del siglo XX Einstein llegó a la sorprendente conclusión de que la materia y la energía se podían transformar la una en la otra. Su famosa formula (E = mc2) describió como la energía y la materia se relacionaban entre si ya que la energía y la materia son diferentes formas de una misma cosa. En realidad nuestro organismo está compuesto por diferentes estructuras superpuestas relacionadas de diferentes maneras que forman un conjunto que está en continuo cambio, y este cambio está motivado por diferentes energías.

La medicina energética está apuntando en una dirección obvia y es que podemos participar de nuestra curación si enfocamos las energías de nuestro cuerpo adecuadamente para que éste consiga las condiciones necesarias para reparar los procesos destructivos.

Los medicamentos, la terapia y la medicina tradicional no son las únicos técnicas para curar las fobias que existen, también hay técnicas que han resultado efectivas y que tienen como objetivo reponer el equilibrio cuerpo – mente. La Psicología energética es uno de ellos. Saber cuáles son las opciones depende de la información que circule al respecto y divulgarla a nuestros contactos en las redes sociales puede resultar muy útil.

Click Here to Leave a Comment Below

Leave a Reply: