Hay 2 tipos de persona con ansiedad... ¿cuál estás siendo?

Test de Ansiedad: todo lo que debes saber

Hacer un test de ansiedad te da un diagnóstico, una etiqueta, pero no te explica realmente lo que estás sintiendo y pensando.

A veces creemos necesitar un diagnóstico preciso de lo que estamos viviendo. Esto tiene sus ventajas…y sus trampitas también. 

Ventajas: Pones nombre a lo que estás viviendo y eso te puede acercar a su tratamiento. Está bien cuando una persona que duda de su cordura, se aclare distinguiendo que tiene ansiedad, y no esquizofrenia. Está bien que cuando uno duda de si es adicto al sexo llegue a la claridad de que sólo son pensamientos intrusivos, dentro de un trastorno obsesivo compulsivo. Además, puedes explicarle a un profesional lo que te sucede. Puedes conocer otros casos como el tuyo. 

Ahora vamos con la otra parte. Con esto de los tests, y por tanto de los diagnósticos, podemos caer envueltos en la tiranía de la ESPECIFI-CIDAD. La Industria farmacéutica y la asociación americana de psiquiatría nos han hecho creer que la ansiedad es un trastorno, para el que hay diferentes categorías y que, con un poco de suerte, hay un tratamiento especifico para cada categoría. No es tan así, y quiero explicarte mi perspectiva. 

La ansiedad es una señal de que algo está ocurriendo, ¿el qué? Tu relación con el pensar y con la realidad, por ejemplo. La ansiedad sólo señala ciertos malentendidos. 

Supuestamente, si tienes un diagnóstico, puedes dar con una psicoterapia que se realice de una determinada manera (y no de otras), empleando unas técnicas terapéuticas (y no otras). A primera vista, esta evolución de la psicología puede parecer positiva. Aumenta la precisión. Hace años, en la psicología teníamos una práctica «precientífica» basada en la intuición y el «ojo clínico” y se ha ido desarrollando un amplio arsenal de técnicas diagnósticas y de tratamiento. Esto es un avance sobretodo por poder adoptar una postura de rigor científico a la hora de practicar y evaluar la psicoterapia. Pero si nos damos cuenta de que supone enfocarlo desde una perspectiva  excluyente y “encajonadora”. Porque no eres un robot que encaje en algoritmos, eres un ser humano con conflictos humanos. La línea de lo sano y lo patológico es a veces más cultural que científica, esto te lo explico en otros videos. 

Bueno, espero no estar descuadrándote porque soy la primera que planteo cuatro sistemas para cuatro tipos de ansiedad. Por eso quiero aclararlo.

La ansiedad, efectivamente puede generar unos patrones u otros, por lo que desde ahí, lo hago más específico. En cada sistema encuentras más ejemplos sobre tu caso concreto, pero los principios básicos van a ser siempre los mismos. Usar el diagnóstico a tu favor es comprender ciertos patrones para poder ver cómo operan los principios de la ansiedad (también de la rabia o la tristeza), y más que de la ansiedad, los principios de la mente y cuerpo humanos. 

Cuanto más sofisticado o complejo el diagnóstico, más sofisticado te puedes creer que es la solución, y no es así, la solución es simple. 

Todos los trastornos mentales, o como los llamamos nosotros malentendidos mentales, parten del estrés. Cuando el sistema cuerpo mente se estresa, tiende a tomar diferentes formas, en pensamientos y sensaciones. En el caso de la ansiedad, como te digo, podemos hablar de cuatro tipos, pero parten todos de lo mismo.

Ahora, sí tu comprendes los principios que encienden y apagan el estrés y los que lo mantienen encendidos y apagados, te da igual tu tipo de ansiedad, porque tú sabes de forma innata cómo crear calma y…. y volver a tu estado natural… el diagnóstico es tu punto de partida y no importa tanto desde dónde partes. Ha sido tu forma de defenderte ante lo que sentiste como amenaza y puedes ir cambiando esa estrategia. 

Por lo tanto, el problema de los test de ansiedad, es que muchos te dan una etiqueta pero no te explican realmente lo que estás sintiendo y pensando… te dejan igual o peor, y te puedes quedar ahí, sobre-identificado con el diagnóstico, queriendo más control pero cayendo en ciertas trampas.

Hay 2 tipos de persona con ansiedad... ¿cuál estás siendo?