Todo lo que necesitas saber sobre los medicamentos para la ansiedad

Para disminuir los síntomas que ocasionan los trastornos de la ansiedad, los especialistas  generalmente suelen suministrar medicamentos específicos cuyos resultados se optimizan al combinarlos con terapias de carácter cognitivo-conductual.

Antes de recetar medicamentos para la ansiedad, el especialista  debe realizar una evaluación diagnóstica a fin de determinar si los problemas de la persona son de carácter físico o se deben a trastornos de la ansiedad.

Antidepresivos

Los antidepresivos se desarrollaron para tratar la depresión, pero también son efectivos para los trastornos de ansiedad. Aunque estos medicamentos comienzan a alterar la química del cerebro desde la primera dosis, su efecto total requiere que ocurran una serie de cambios; usualmente toma entre 4 y 6 semanas para que los síntomas comiencen a desaparecer. Es importante continuar tomando estos medicamentos durante suficiente tiempo para permitirles que funcionen.

Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina

Algunos de los más recientes antidepresivos se llaman inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRSs). Los ISRSs alteran los niveles del neurotransmisor serotonina en el cerebro, el cual, al igual que otros neurotransmisores, ayuda a las células del cerebro a comunicarse entre sí.

Fluoxetina (Prozac®), sertralina (Zoloft®), escitalopram (Lexapro®), paroxetina (Paxil®), y citalopram (Celexa®) son algunos de los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina que se prescriben usualmente para el trastorno de pánico, TOC, TEPT, y la fobia social. Los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina también se usan para el tratamiento del trastorno de pánico cuando éste ocurre en combinación con TOC, fobia social, o depresión. Venlafaxina (Effexor®), un medicamento estrechamente relacionado con los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina, se utiliza para el tratamiento del TAG. Estas medicaciones se inician con dosis bajas y se aumentan gradualmente hasta lograr un efecto benéfico.

Los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina producen menos efectos secundarios que los antidepresivos antiguos, pero en ocasiones producen un poco de náuseas o nerviosismo cuando las personas comienzan a tomarlos. Estos síntomas desaparecen con el tiempo. Algunas personas también experimentan disfunción sexual con los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina, lo cual se puede corregir ajustando la dosis o cambiando por otro inhibidor selectivo de la recaptación de serotonina.

Antes de tomar medicamentos para la ansiedad, es fundamental  que te asesores con un médico especialista  acerca de los posibles efectos secundarios que podrían  ocasionarte. Investiga junto a tu especialista  cual es el medicamento más indicado para abordar el trastorno de ansiedad que padeces y cuál es su dosis indicada.

Recuerda que si deseas saber más sobre los medicamentos para la ansiedad puedes comentar este artículo y te proporcionaremos la información que deseas obtener rápidamente.

Click Here to Leave a Comment Below

Leave a Reply: