Trastorno de ansiedad por separación

El trastorno de ansiedad por separación es uno de los problemas que a diario suceden en las familias, los padres deben por algún motivo salir de sus hogares y sus niños quedan solos por un largo tiempo y es en esos instantes que vienen los temores en los infantes, el quedar solos no es fácil y muchos no están preparados.

Siempre las decisiones de los padres en dejar a los niños por varias horas repercutirá en las mentes de los infantes en su desarrollo, más adelante cuando sean adolescentes recordarán estas escenas que han quedado grabadas en su memoria y serán perturbados mental y emocionalmente. Muchos de los niños no aceptaron ser dejados solos y no desean razonar en ello. En este artículo encontrarás toda la información necesario acerca del trastorno de ansiedad por separación y sus causas.

El trastorno de ansiedad por separación hace referencia básicamente a los niños que sienten un miedo extremo a tener que separarse de las figuras a las que tienen mayor apego – padres, abuelos, cuidadores, etc-  o del hogar; aunque esta separación sea de forma puntual, como cuando los padres planean salir por la noche y dejar al niño al cuidado de otra persona. El trastorno de ansiedad por separación puede ir acompañado de depresión, tristeza o miedo a que algún miembro de la familia se vaya o muera. Aproximadamente uno de cada 25 niños experimenta trastorno de ansiedad por separación.

Entre los síntomas más usuales se encuentra la excesiva preocupación por los daños potenciales hacia uno mismo (por ejemplo: contraer alguna enfermedad o accidente en la escuela). El niño también puede evitar actividades que signifiquen de algún modo  la separación de sus padres, como asistir a campamentos de verano. Son comunes las pesadillas y las afecciones somáticas como: temblores, sudoración, dolores de cabeza y de estómago, y vómitos.
El tratamiento cognitivo-conductual de la ansiedad por separación se basa en enseñar al niño algunas habilidades fundamentales. Se enseña al niño a reconocer sentimientos ansiosos relativos a la separación, así como  a identificar sus reacciones físicas ante ellos. A reconocer sus pensamientos ante las situaciones de separación  y a desarrollar un plan para afrontar la situación. También se instruye al niño sobre cómo evaluar y valorar el éxito de sus estrategias positivas de afrontamiento. Además, se utilizan estrategias de comportamiento como: modelos, juegos de rol, técnicas de relajación y prácticas de refuerzo. Se le pide que hagan una lista de situaciones que puedan resultar un reto para ellos como pueden ser: asistir a una fiesta de cumpleaños sin sus padres o permanecer en casa con una “canguro” y se les enseña a aplicar sus habilidades gradualmente, siendo sus éxitos bien valorados por los terapeutas y por sus padres.
Recientes investigaciones han demostrado que la incorporación de los padres de una forma más activa en el tratamiento de los niños con trastornos de ansiedad puede ser muy útil en la reducción del comportamiento ansioso del niño y el mantenimiento y mejora de la efectividad del tratamiento. Constantemente se enseñan nuevas formas de interactuar con el niño, lo que da como resultado que los miedos no se refuerzan inadvertidamente. También se instruye a los padres sobre formas de valorar y dar refuerzo positivo a lo conseguido.

 

2 CRITERIOS DEL DSM-IV PARA EL DIAGNÓSTICO TRASTORNO DE ANSIEDAD POR SEPARACIÓN.

Se trata de una ansiedad excesiva o no adecuada a la edad del niño, relacionada con la separación del hogar o de figuras importantes. Se debe dar en al menos 3 de estas circunstancias:

1) Excesivo malestar repetido cuando hay o anticipa una separación respecto el hogar o figuras importantes (padres, cuidadores…)
2) Gran preocupación persistente por perder las personas con las que se halla vinculado o porque éstas sufran daño.
3) Gran preocupación persistente porque se produzca un acontecimiento que le separe de las figuras con las que mantiene más vínculos (p. ej. secuestro).

Nuestros niños por muy preparados que estén en estos casos siempre tendrán aquella ansiedad a quedarse solos, no es lo mismo que sus padres los cuide, siempre ellos preguntarán ¿cuánto tiempo demorarás en venir?, no me gusta quedarme sólo, ellos no se senterán a gusto con otras personas, aunque sea con otros niños de su misma edad, llega un momento en que en sus mentes se cruza la idea de que usted no está.

¿Y si demora en venir? nadie desea ni aún sus niños aceptar la idea de que usted va a demorar.  El trastorno de ansiedad por separación  se da porque los niños piensan que su salida será tan corta, porque usted lo ha dicho, pero y si no cumplió de que iba a venir pronto, su ansiedad aumenta y la preocupación los atormenta. Será una experiencia que se grabará en sus mentes durante toda su niñez.

Coméntanos ¿que tal te pareció ester artículo?

Click Here to Leave a Comment Below

Leave a Reply: