Hay 2 tipos de persona con ansiedad... ¿cuál estás siendo?

Trastornos de pánico

Los trastornos de pánico o comúnmente llamados “ataques de pánico” (panic atacks) cada vez afectan a más personas en todas partes del mundo. La vida agitada que llevamos, sin tiempo para actividades de ocio y descanso, combinada con el estrés y las responsabilidades diarias pueden desencadenar en algún momento de la vida este trastorno. Sin dudas, cuando alguien padece este tipo de trastornos requiere en la mayoría de los casos de atención profesional psicológica.

De qué se trata

El ataque de pánico es uno de los trastornos de ansiedad que más se incrementaron y que más ha concentrado el interés de los especialistas en psiquiatría los últimos años. Esto se debe a que este tipo de crisis, muy frecuente en la población, produce la mayor parte de los síntomas por los cuales mucha gente consulta a médicos de atención primaria: clínicos, cardiólogos, urólogos, dermatólogos, gastroenterólogos, etc.

Suele presentarse entre los 20 y los 40 años con un pico de la curva de casos a los 25. Las crisis que se presentan son espontáneas e inesperadas y simulan un episodio cardíaco. «La espontaneidad tiene que ver con que no hay ninguna causa concreta que lo desencadene, genera terror, sensación de angustia, mareo, acaloramiento y hasta desmayos, en ese momento el paciente siente que se va a morir», explicó Bustamante. Esta sensación le produce al individuo una gran angustia y temor a que el episodio se repita, provocando un círculo vicioso. El ataque dura entre 10 y 20 minutos y puede repetirse varias veces por día.

Fernández explicó que aparece cuando frente a determinada circunstancia la persona se siente sin recursos para enfrentarla, produciéndole angustia. Ante esto puede objetivar ese temor en alguna cosa en particular, como arañas, la altura, andar en auto, provocando la aparición de fobias, de las cuales se han identificado hasta 200. De esta manera, siente seguridad evitando aquello que cree le produce temor, aunque no se trata de la causa de fondo (lo que se llama desplazamiento).

Consecuencias

La patología puede resultar limitante o discapacitante en la medida en que la persona comienza a tener temor de salir de su casa, de ir a trabajar, de reunirse con personas, afectando su cotidianidad.
Como consecuencia se pierde concentración y rapidez mental por estar hipervigilante, hay una mala vinculación con el entorno (generalmente no es comprendido por la familia), se producen alteraciones en el estado de ánimo que pueden llevar a la depresión y puede caerse en adicciones.

«La persona siente que esto que le pasa es algo raro y tiene la sensación de estar volviéndose loco», detalla el psicólogo.

 

¿Te ha resultado útil este artículo? ¿Conoces alguien a quien podría servirle esta información? Pon este articulo en las redes sociales, ya sea facebook, twitter o donde participes y compártelo con quienes conoces. Quizás puedas ayudar a alguien que desconoce este trastorno y necesite de tratamiento. Los Trastornos de pánico pueden llegar en cualquier momento y es importante conocer de qué se trata para combatirlos.

Hay 2 tipos de persona con ansiedad... ¿cuál estás siendo?

Click Here to Leave a Comment Below

Leave a Reply: