Tratamiento para la ansiedad infantil

En un informe creado por La Academia Americana de la Infancia y la adolescencia de Chicago, confirma que el mejor tratamiento para la ansiedad infantil es la prevención de la misma.

El mejor tratamiento que se puede dar en estos casos es el de la prevención ya que ante situaciones ansiosas se deben enseñarle una serie de estrategias de enfrentamiento.
Otras vías de tratamientos son de tipo farmacológicas dependiendo de los estudios realizados por el personal médico
Las técnicas cognitivas basadas en la auto instrucción de tipo racional y emotiva resultan muy positivas para estos casos.
“Los tratamientos contra la ansiedad infantil combinados como la combinación de Zoloft con terapias conductuales son muy certeros: un 81% de los niños que recibieron este tratamiento mejoraron en forma radical. El 55 % de los niños mostraron mejoría solo con Zolft y el 60 % con la terapia.”
Los trastornos de ansiedad en la infancia derivan en depresión en edad adulta. El estudio informa que los tratamientos contra la ansiedad infantil funcionan

Las estadísticas informan que el 10% de los niños sufren cuadros severos de ansiedad.
“De todos los problemas de salud mental en la infancia la ansiedad es el mas recurrente” ya que interfiere de modo importante en el funcionamiento de los niños en algún área o se manifiestan con una elevada intensidad.

Trastornos de ansiedad más comunes:

Trastornos de ansiedad por separación este trastornos los niños muestran ansiedad excesiva cuando se separan del hogar o las personas con quienes están vinculados.

Trastorno obsesivo compulsivo: Las obsesiones son pensamientos que el niño no puede apartar de su cabeza y provocan ansiedad. Las compulsiones son las conductas que se hacen para aliviar la ansiedad.

Trastorno de ansiedad generalizada: excesiva preocupación y temor a diversas situaciones de la vida cotidiana

Fobia social: Se presenta en forma de llanto, oposición, berrinches y una necesidad de evitar la situación social.

Fobia Especifica: un temor exagerado e irracional a un objeto o situación determinada que interviene en forma negativa las áreas del menor.

En caso de notar alguno de estos puntos, primero compruebe que se trate de un trastorno de ansiedad diferenciándolo de depresión infantil evaluando su animo y la capacidad para disfrutar.
En casos graves es pertinente recabar ayudad de un psiquiatra infantil ya que los trastornos de ansiedad pueden hacerse crónicos e interferir en el correcto desarrollo de la personalidad.

Esto arroja luz sobre los peligros de la facilidad con que se recetan soluciones farmacológicas que puede conducir a nuestros niños a una vida de dependencia. ¿Realmente queremos que nuestros niños comiencen con el Rivotril o Clonazepam desde tan temprano en sus vidas? ¿O es mejor optar por la prevención, la estrategia más efectiva como tratamiento para la ansiedad infantil?

Click Here to Leave a Comment Below

Leave a Reply: